miércoles, 2 de abril de 2014

El pasado va pasando

El pasado va pasando y al presente nadie lo pilla. Mientras busco entre mis excusas y mis recuerdos, a nadie veo tornarse hacia la senda del solitario para recordar que, alomejor, aquello no fueron tan malos tiempos. Nos alegraron efímeramente y nos permitieron llegar a dónde estamos.



Un padre culpable, que tal vez tampoco fué un buen hijo, nada sustenta en la deuda cotidiana del mirar dentro del espejo y ver como se vacían los recuerdos en un mar negro como la noche que habitamos. Sin embargo, asaltan las cuentas pendientes y brillan como hojas de cuchillo en oscuras callejuelas, que el tiempo ha convertido en transitadas avenidas dónde todavía se palpa el reflejo de fríos cuchillos clavados en espaldas ajenas.



3 comentarios:

A las 3 de abril de 2014, 10:55 , Blogger Rafa Hernández ha dicho...

El futuro siempre es incierto, y el pasado mejor recordar sólo lo bueno y olvidar lo malo. Me alegra saber de nuevo de ti, me alegra de verdad.

Besos Ana.

 
A las 4 de abril de 2014, 6:55 , Blogger Ana ha dicho...

Nada mejor, Ana, que el pasado vaya pasando... aunque me da a mí que de vez en cuando sentirás ese afilado y helado reflejo.

Besos.

 
A las 4 de abril de 2014, 6:56 , Blogger mariajesusparadela ha dicho...

Oriol, Oriol: no dejes de ser tu

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal